Un camino hacia la identidad

Compartirlo

Desde el miércoles 21 de julio, las personas no binaries tienen la posibilidad de incorporar a sus Documentos Nacionales de Identidad (DNI) una tercera opción: la letra “X”.

A través del Decreto 476/2021 del Boletín Oficial de la Nación, y con un acto en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, el presidente Alberto Fernández oficializó una política pública de respeto a la indentidad de género de las personas. 

El decreto dispuso que el Registro Nacional de las Personas (Renaper) “deberá adaptar las características y nomenclaturas de los DNI y de los Pasaportes que emite, con exclusividad, con el fin de dar cumplimiento a lo establecido en la Ley Nº 26.743″, en referencia a la ley de identidad de género aprobada en la Argentina el 24 de mayo de 2012.

De esta manera, se incorpora una tercera opción documentaria en la categoría “sexo” en el DNI y el Pasaporte, con el fin de contemplar el derecho a la identidad de género respecto de aquellas personas que no se autoperciben dentro del sistema binario femenino/masculino”.

“Resulta necesario establecer que pueda consignarse en el DNI así como en el Pasaporte Electrónico Argentino, en la zona reservada al “sexo”, y conforme el Documento OACI Nº 9303, las nomenclaturas “F”, “M” o “X”, saliendo así del esquema de posibilidades binarias que existían previo al dictado de la presente medida”, dice la norma.

Vale destacar que la utilización de una X para las personas no binaries en los DNI y los Pasaportes tienen que ver con normativas internacionales. En el caso de los pasaportes, es necesario una categoría que coincida con las nomenclaturas ya utilizadas por otros países para reconocer las identidades no binaries que existen. Alguno de esos países son: Alemania, Canadá, Uruguay, India, algunos estados de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Nepal, Bangladesh, Pakistán.

“Un paso en la dirección correcta”

Aron Indra Lezcano es una de las tantas personas que fueron beneficiadas con la Ley de Identidad de Género, que establece que cada persona tiene el derecho a que en su DNI figure el sexo autopercibido y no el que determina la biología. En septiembre del 2020, tras una larga lucha, consiguió su DNI. “Sé que es un avance dentro de las imposibilidades”, afirma Aron.

“La inclusión y el respeto se logran mediante un camino constante, de toda la población bregando por los derechos de nuestra población. Mucha personas que estaban sin un DNI hoy lo van a poder hacer, eso es importante, sacar de los anonimatos a la población es un avance”, celebra. 

Heather Balbuena, por su parte, se alegra por la medida del Gobierno nacional sobre incoporar la opción no binaria al DNI. “Las personas que se autoperciben con un género que no es masculino ni femenino van a tener su derecho reflejado en el DNI. Ese plastiquito que usás diaramente, contemplará a muchas personas como yo, por ejemplo, sería ver reflejada tu identidad, que es una parte tuya muy importante y por la cual luchamos un montón internamente”, reflexiona Heather. 

“Es un primer paso porque, en realidad, también es un Estado reconociendo que existen otras personas que no se sienten incluidas en las categorías masculino/femenino. Pero también creo que a partir de esto, el siguiente paso va a ser pensar qué podemos hacer para que no quede solo en esa X, sino que se proyecte una ley que modifique el DNI de ‘sexo’ a ‘género’. Lo que en un futuro va a servir para que cada persona pueda reflejar cómo se autopercibe, porque hay que recordar que existen tantas identidades de género como personas en el mundo”, agrega. 

Heather llegó al Chaco en 2017 para participar en el Encuentro Nacional de Mujeres con unas compañeras y nunca más se fue. Desde hace tiempo lleva adelante una lucha por la sustitución del nombre de pila, de supresión del apellido paterno, dejando solo el de su madre adoptiva y de reemplazo de la categoría sexo por género en su DNI. Elle se define como género fluido, que es cuando alguien transita entre géneros (varón/ masculino, mujer/femenina o no binarie) y puede que se identifique con más de un género a la vez. 

En ese sentido, Heather advierte que en la actualidad existe una lucha colectiva para que se pueda avanzar en leyes inclusivas que permitan a las personas ser libres de ir a un registro civil a tramitar su DNI que reconozca su identidad de género. “Anhelo el día en que una persona pueda llevar orgullose su DNI que diga ‘queer’ o ‘no binarie’ y que no se requiera de un trámite judicial para lograr eso, como es mi caso”, se esperanza Heather.