La voz indígena en Malvinas

Compartirlo

Sobre Los Qom de Chaco en la Guerra de Malvinas. Una herida abierta, de Juan Chico.

La sensibilidad argentina respecto de la Guerra de Malvinas está siempre a flor de piel. En su libro Las guerras por Malvinas, el historiador Federico Lorenz utiliza el plural para dar cuenta de todas las guerras —simbólicas y efectivas— que se dirimían y aún hoy se dirimen alrededor de las Islas. Difícil de concebir en su apabullante complejidad, la Guerra de Malvinas es un territorio incómodo para la interpretación cerrada: no fue lo mismo Malvinas para Buenos Aires que para el resto del país; no fue lo mismo para un combatiente que para un jefe; no fue lo mismo para un hombre de a pie que para una madre con su hijo de diecinueve años en la guerra.

A este planteo, Lorenz podría agregar ahora la mirada y la voz de los excombatientes indígenas. En Los Qom de Chaco en la Guerra de Malvinas. Una herida abierta, el escritor e historiador Juan Chico aporta un nuevo entramado de voces a los testimonios existentes sobre la guerra y desde la memoria de la guerra. El relato entrecruzado de diez excombatientes Qom, le sirve a Juan Chico para hilvanar las peripecias atroces a que se vieron sometidos tanto por los mandos del Ejército argentino como por los soldados ingleses.

Con perspicacia, Juan Chico ofrece los testimonios en fragmentos que intercala entre una voz y otra, conformando así, las diez voces de los excombatientes indígenas, un solo y poderoso gran relato que amplifica el sentimiento y la experiencia alrededor de Malvinas. Ese entramado de voces puede leerse a lo largo del libro como la voz de un pueblo que se está contando a sí mismo su propia historia.

Es por demás significativo, en ese aspecto, el gesto político de que Los Qom de Chaco en la Guerra de Malvinas sea un “doble libro”, con versión en idioma Qom —a partir del trabajo realizado por Fidelina Medina, David García, Desiderio Lorenzo y Javier González— y versión en castellano.

Es conocido el padecimiento —aunque no siempre asimilado ni mucho menos concebido— a que se sometió a los excombatientes, jóvenes menores de veinte años la mayoría, en las Islas. En ese sentido, Los Qom de Chaco en la Guerra de Malvinas se hace aún más crudo porque los jóvenes Qom debieron hacer frente al racismo liso y llano de los mandos del Ejército. Jóvenes que, en su mayoría, no tenían idea de hacia dónde y para qué estaban siendo llevados.

Por otra parte, resulta interesante y, sobre todo, esclarecedor, el paralelo que Juan Chico realiza entre lo que fue la situación de los Qom en Malvinas y lo que ha sido el trato que el estado argentino ha prodigado históricamente a las comunidades originarias. Desprecio, indiferencia, cuando no el mero maltrato llevado a extremos de masacre.

Juan Chico enlaza Malvinas con la entrega, en los albores del siglo XX, de familias enteras para que trabajen como mano de obra esclava en los ingenios; con las sucesivas masacres (como la de Napalpí) y las campañas (como la “del Desierto”) cuyo objetivo final no era otro que el exterminio.

La posibilidad de narrar Malvinas desde la voz indígena, desde la voz de los excombatientes Qom, ofrece un punto de vista que, amén de desgarrador, resulta también valioso en tanto y en cuanto, y como bien señala Tete Romero en el prólogo del libro, “desoculta e ilumina zonas hasta ahora vedadas de nuestra historia nacional”.

También resulta importante destacar el trabajo histórico que viene desarrollando Juan Chico en su voluntad por enaltecer las causas indígenas, entre las cuales se enmarca la reivindicación y recuperación de la memoria malvinera de las comunidades. Fue Juan Chico, acompañado por los excombatientes y por sus familias, el artífice e impulsor del proyecto a partir del cual, desde 2013, cada 26 de agosto se conmemora en la provincia del Chaco el Día del Veterano y Caídos Indígenas en la Guerra de Malvinas. Un homenaje que también puede extenderse a la presencia de las comunidades indígenas en las luchas del país por su Independencia.

La investigación llevada a cabo por Juan Chico señala que los indígenas chaqueños en la Guerra de Malvinas fueron 28. Los diez hombres que entrecruzan sus voces en este libro son sobrevivientes.

Ellos son Eugenio Leiva, Guillermo Ortega, Benito González, Abel Mocoví, Rubén Asencio, Aldo Martínez, Carlos García, Argentino Benítez, Luciano Ramos y Dalmasio Amarilla.

Los Qom de Chaco en la Guerra de Malvinas, puede conseguirse en Fundación Napalpí, cuya oficina funciona en el Centro Cultural Alternativo (CECUAL), Santa María de Oro 471.